Seleccionar página

El orden y el amor en el sistema familiar
UNA MIRADA CUÁNTICA DE LAS CONSTELACIONES FAMILIARES, EN CABA

La charla UNA MIRADA CUÁNTICA DE LAS CONSTELACIONES FAMILIARES, por María Carolina Azuaje y Yelena Reverol, está dirigida a 

CONTENIDO

Biológicamente, todo la información viene del pasado y está en el campo cuántico en lo que se ha denominado campo morfogenético,  posee la memoria, de todas las especies vivientes. 

En la familia, este campo funciona como una memoria que se tramite de generación en generación a través de la resonancia mórfica.

Esto sucede de un modo inconsciente, repetimos lo anterior, estamos impulsados por la repetición del pasado, que incluye nuestras creencias y lealtades hacia nuestros antepasados (los hayamos conocido o no).

Gracias a esta resonancia es que podemos avanzar como especie, ya que cada uno recibe todo el bagaje anterior que proviene de su Linaje.

Los eventos que han ocurrido con mayor frecuencia y cercanía, tienen más posibilidad de volver a ocurrir y transmitirse entre miembros de una especie (a esto Sheldrake llama “la presencia del pasado”).

Esto significa que un hábito aprendido por una persona puede transmitirse y afectar la epigenética de otra persona sin que tenga que ser heredado.

Desde esta mirada se entienden las constelaciones familiares.

El pasado sólo puede modificarse cuando un impulso consciente lo pone en movimiento. Ese impulso es en principio mental, proviene de un observador que entra en consciencia acerca de la repetición inconsciente del pasado. Así se adquieren nuevas comprensiones, y se hace posible la orientación hacia algo nuevo y diferente.

Es entonces cuando damos el salto cuántico de la toma de conciencia y desde allí podemos crear una experiencia de vida distinta basados en nuestra propia historia, rompiendo las fidelidades familiares desde el amor el respeto y la aceptación a todo el sistema familiar.